Por qué viajar debe ser una prioridad en nuestras vidas

julio 10, 2017 en Por qué Patagonia

Por qué viajar debe ser una prioridad en nuestras vidas

Es común que las personas que inician su vida laboral utilizan su dinero para cumplir sus metas de vida. Una de las metas más comunes es lograr la independencia financiera para viajar.

Así sucede con la mayoría de los jóvenes profesionales ingleses, quienes después de estar entre tres a cinco años en sus trabajos, hacen una pausa para disfrutar su dinero, muchas veces viajando a lugares exóticos o bien conociendo otras realidades por largos periodos de tiempo.

Una meta alcanzable para todos

El viaje pasa a ser una prioridad en la vida de los profesionales europeos cuando todavía no tienen grandes responsabilidades, como formar familia, hijos que cuidar, crear su propia empresa, ascender a un puesto ejecutivo en el trabajo, etc.

Es más, la necesidad de viajar en la cultura europea nace la mayoría de las veces de motivos netamente personales, y es visto como una especie de período de transición entre una etapa de vida y otra.

Para Alan, un joven británico que recorrió Patagonia por tres meses el verano pasado, la necesidad de viajar surgió luego de cumplir 30 años.

Alan es un corredor de bolsa fanático de la bicicleta. Llevaba  cinco años inserto en el frenético mundo bursátil con un buen sueldo. Tenía una vida cómoda, arrendando un departamento con otros tres amigos en Londres, donde vivía intensamente entre trabajo y fiestas.

Dado el dinamismo de su trabajo, Alan no podía ausentarse por mucho tiempo. Cuando comenzó como un analista junior en el banco de inversión, no se tomaba vacaciones para aprovechar de trabajar y ahorrar al máximo. Para distraerse, gastaba su dinero en fiestas, cine, ropa, entre otras cosas. Su forma de compensar el estrés era hacer su pasión, el ciclismo. Cuando podía, se escapaba los fines de semana a pedalear a la campiña inglesa, o a las tierras altas escocesas o España si era un fin de semana largo.

Cuando pasó al corretaje en bolsa, los días libres de Alan terminaron. Pasaba largas jornadas en la oficina atendiendo los llamados de sus clientes, sobre todo inversionistas jóvenes como él que querían apostar agresivamente en la bolsa. Alan apenas salía los fines de semana, aprovechando de pedalear todo lo que podía dentro de Londres. 

Y si bien ganaba un buen sueldo, vivir en Londres es caro. Le era imposible ahorrar mucho para un gran viaje. 

Viajar como experiencia de vida

Cinco años a este ritmo, Alan comenzó a inquietarse porque su vida era muy monótona. Los principlaes viajes que había realizado hasta entonces eran una reunión familiar en un resort en Mallorca, al matrimonio de un amigo de la universidad en Berlín, y a esquiar a los alpes suizos con compañeros de la oficina. Pero todo dentro de Europa, lo que ya no era novedoso para él.

Alan quería salir y conocer otras culturas arriba de su bicicleta. No tenía claro para dónde ir; todos sus amigos le decían fuera al Sudeste Asiático, tan popular entre los jóvenes europeos. Pero Alan quería más que fiesta. Buscaba paz y naturaleza, no estar corriendo o preocupado, y no estaba tan seguro de si visitar Tailandia y Vietnam en dos ruedas cumpliría con esos anhelos. 

Así que Alan decidió realizar una verdadera aventura: recorrer la Patagonia chilena en tres meses en bicicleta junto a su mejor amigo y también fanático cletero, Ewan.

Cada vez que podían, estos amigos tomaban sus bicicletas y salían a descubrir nuevas rutas dentro de Europa. No obstante, nunca habían estado lejos de su país por mucho tiempo, máximo una semana, y tampoco habían realizado un recorrido tan extenso.

Las mejores actividades para activar tu cuerpo, mente y espíritu  Descargar   <https://www.navimag.com/ebook-descarga-tu-guia-actividades-patagonia>

De la decisión al hecho

La motivación de Alan por recorrer Chile nació principalmente de escuchar hablar a amigos y familiares sobre cómo el país es el perfecto punto de entrada para conocer Latinoamérica, y sobre todo las increíbles experiencias en bicicleta que ofrece la Patagonia chilena.

En la oficina, tiene muchos compañeros que fueron de viaje a Chile por trabajo y por placer, y es uno de los pocos que no ha pisado Sudamérica de alguna u otra forma.

Además, Alan pensaba que si lograba realizar este viaje como primera experiencia, nada le impediría después repetir el viaje en otras regiones del mundo.

Junto a Ewan consultaron foros de viajeros que recorrieron Patagonia y el sur de Chile en dos ruedas, se unieron a un par de grupos en Facebook que compartían esta pasión por viajar en bicicleta, y se informaron sobre lo que significa viajar en uno de los lugares más remotos del mundo.

Al comprender mejor el tipo de viaje que harían, los amigos se dieron cuenta que sería también una oportunidad de encuentro emocional y espiritual, y de desconexión con todo lo conocido hasta este momento. Nunca antes habían tomado tanto tiempo para sí mismos. Ambos se dieron cuenta de cuánto lo necesitaban.

Para cuando tomaron el avión que los llevaría a Santiago en noviembre, Alan y Ewan sólo querían llegar, pasar a buscar las bicicletas que arrendaron por tres meses, y comenzar la travesía.

Las 5 satisfacciones de Alan

Para Alan no fue difícil decidir viajar. Tenía claro que a los 30 años estaba en una situación de comodidad financiera que le permitía tomar esta oportunidad y por tanto tiempo. Más adelante le sería más difícil considerando potenciales ascensos y cambios de trabajo.

Era el momento preciso. Estaba en una buena situación laboral y ausentarse por tres meses tampoco le haría daño del punto de vista profesional.

Es así que con Ewan se embarcaron con sus bicicletas, conscientes de que este viaje marcaría un antes y después en sus vidas. Para Alan, fueron 5 los motivos que hicieron de este viaje una prioridad en este capítulo de su vida:

1-Genera una mayor confianza y seguridad en sí mismo: ni Alan ni Ewan habían habían vivido la experiencia de viajar a países remotos donde la naturaleza es el principal desafío. Si bien habían hecho recorridos largos en sus bicicletas dentro de Europa, nunca habían estado de un lugar como Patagonia. Les emocionó la idea de vivir una experiencia nueva, y aprender de ella.

A ninguno les asustó leer las historias de ciclistas que quedarion varados producto del mal clima o desperfectos en sus bicicletas. Formaba parte de la experiencia y todo lo que podían hacer era anticipar la mayor cantidad de contingencias posibles. 

Además, investigaron previamente todas las medidas de seguridad antes de viajar que habríande considerar para estar atentos antes de salir a recorrer una zona como la Patagonia chilena.

2-Una medicina natural que sana desde adentro: Alan estaba comenzando a sufrir la presión de un trabajo demandante, y estaba poniéndose incómodo.

Intuía que esta inquietud era más profunda que simplemente estrés, pero no estaba tan seguro dónde radicaba el problema. 

Sin embargo, no se sentía cómodo yendo a terapia con el psicólogo. La bicicleta los fines de semana era su refugio, pedaleando por Londres o bien saliendo de la ciudad cuando podía. 

Pero necesitaba más. Desconectarse. Y vio en el viaje una terapia alternativa que le permitiera descansar su mente por un periodo de tiempo. 

Se imaginaba sentado en la cima de un cerro, sólo con la compañía de su mejor amigo, respirando aire puro, rodeado de montañas y espacio. "No puede haber mejor terapia", pensaba Alan.

Es importante destacar que muchos psicólogos hoy recomiendan a personas que sufren de estrés o depresión realizar una terapia tan sanadora como es viajar. Idealmente, debe ser una experiencia en solitario o junto a alguien de mucha confianza.

3-Viajar te ayuda a ser más tolerante y generoso:  El hecho compartir con nuevas culturas, con gente completamente diferente, con otras visiones de mundo, permitió a Alan conocer otros estilos de vida y, a su vez, a valorar todo lo que tenía en su vida actual.

En su recorrido, estos muchachos se toparon con viajeros de todo el mundo y chilenos quienes, pese a la barrera del idioma, supieron comunicarles lo que necesitaban saber. Ambos quedaron particularmente agradecidos de la calidez y simpatía con que eran tratados cuando pedían ayuda o se sentían perdidos. Sobre todo, la familia en Puerto Chacabuco que los dejó alojar en su casa dos noches debido a las fuertes lluvias. Hasta el día de hoy mantienen contacto a través de Facebook; con esta experiencia ambos descubrieron el significado de la palabra gratitud.

4-El poder de expandir la mente y ver con otros ojos: El viaje por Patagonia permitió Alan y a Ewan tomar mayor conciencia del mundo que los rodea, entendiendo que todo lo que está sucediendo a su alrededor, y a miles de kilómetros de distancia desde Londres, es mucho más grande y poderoso que sus cómodas vidas urbanas.

Además, el solo hecho de encontrarse con paisajes y culturas diferentes naturalmente sirvió para educar mucho más a estos aventureros amigos. Ahora saben perfectamente cómo es el estilo de vida en Patagonia y aprendieron sobre su cultura y tradiciones populares. ¡Sin olvidar la docena de anécdotas que tienen para contar a sus familias y amigos por años!

5-¡Diversion 24/7! : Imposible dejar este punto de lado. Cuando una persona decide viajar por placer, es simplemente para disfrutar. Alan y Ewan tuvieron la posibilidad de conocer entretenidos grupos de chilenos y extranjeros que compartían historias y experiencias de vida alrededor de las fogatas en los camping donde acamparon.

Cada día descubrían nuevos parajes arriba de sus bicicletas o haciendo trekking en grupo con amistades que iban conociendo en el trayecto. Cuando podían, cocinaban junto a otros viajeros, y cada comensal aportaba algo de comida. Es así que pudieron probar sabores y aromas locales y extranjeros, todo en un solo lugar.

Alan y Ewan pasaron tres meses recorriendo Patagonia y el sur de Chile, arriba de sus bicicletas gran parte del tiempo, y acortando trayecto en ferry a través de las rutas que unían Puerto Natales con Puerto Montt. Disfrutaron del paisaje, el aire puro, y de la compañía de otros viajeros que buscaban lo mismo que ellos: desconectarse y conocer.

El viaje también avivó su creatividad y decidieron renunciar a sus trabajos para dedicarse a su pasión. Con los conocimientos de finanzas de Alan y de ingeniería de Ewan, los amigos formaron un emprendimiento para realizar viajes turísticos en bicicleta. Patagonia es uno de los destinos que primero recomiendan a sus clientes.

¿Ahora entiendes cuando dicen que viajar debe convertirse en una prioridad en tu vida?

Descarga tu guía a La Patagonia