Viajar a la Patagonia: la experiencia Navimag

abril 3, 2018 en Por qué Patagonia

viajar a la Patagonia experiencia Navimag

En un recorrido por la Patagonia, probablemente no hay nada más prístino y sobrecogedor que los paisajes que atraviesa la ruta de los fiordos.

Mucho se habla de lo imponente de las Torres del Paine o lo espectacular de las Capillas de Mármol, y está claro, su belleza es innegable. Sin embargo, existen otros rincones maravillosos que también reflejan toda la majestuosidad del sur de Chile. Lugares que muy pocos tienen el privilegio de conocer.

Si lo que buscas es sentir que la Patagonia es tuya, probablemente esta es la aventura para ti.

¿Qué mejor que aprovechar el trayecto hacia a un destino para descubrir esos tesoros naturales que casi no aparecen en las guías de viaje?

 

Slow travel

El trayecto en ferry desde Puerto Montt a Puerto Natales es uno de esos viajes que obligan a tomar una pausa y entregarse a la paz. Son cuatro días de desconexión absoluta a bordo del “Evangelistas”, un barco de 23 metros de ancho y 124 de largo, que tiene capacidad para 90 pasajeros.

En la Patagonia hay tanto que ver, que el tiempo siempre se hace poco. Lo más probable es que cuando desembarques, tu itinerario sea apretado y no encuentres instancia para sentarte a contemplar los paisajes del fin del mundo. Sin embargo, a diez nudos de velocidad (18 kilómetros por hora) se puede disfrutar de todo a paso lento.

Los días que toma esta ruta son una instancia única para conectarse con la naturaleza y de darse el pequeño gran lujo de pasar las tardes mirando los arcoiris que se forman sobre los islotes o imaginando las hazañas de los káwescar. De hacer amigos con un juego de ajedrez gigante o escuchar las historias de antiguos buques abandonados en medio de la nada.

En este recorrido, gran parte de la navegación se hace a través de parques nacionales donde no habita nadie, salvo en Puerto Edén. Este es el único poblado en 650 kilómetros a la redonda, una distancia similar a la que hay entre Santiago y Los Ángeles.

En este mágico lugar ubicado al sur del golfo de Penas viven un poco más de 200 habitantes. Aquí el ferry “Evangelistas” se detiene principalmente a dejar cargamento o a recogerlo. Precisamente esa mezcla del mundo local con el turismo es uno de sus principales encantos de Navimag.

Esta es una de las pocas formas de conectar Puerto Montt con la Región de Magallanes. De hecho, si no existiera esta ruta marítima la carga tendría que viajar 1.900 kilómetros por tierra e incluso pasar por Argentina.

Justamente, en los últimos años, un componente que ha tomado fuerza dentro de la industria del turismo es la importancia de la experiencia local. Según una encuesta de Booking.com, una tendencia que se hará notar en 2018 es la de “vivir como un local”.

La ruta

Además de la experiencia local, este ferry de los años 70’ destaca por su impactante recorrido.

Todo parte en el Seno de Reloncaví. Desde ahí en adelante los canales son profundos y muchas veces angostos; el clima a veces impredecible y la fauna salvaje. Aquí, todos los días son distintos.

Parte de este paisaje es el volcán Melimoyu, con sus cornamentas siempre nevadas; el Golfo de Penas, donde incluso es posible avistar ballenas jorobadas; la península de Taitao y su mar impetuoso; y la angostura White, con sus estrechos pasadizos.

Si piensas viajar a la Patagonia y quieres saber más de esta increíble experiencia, les dejamos el reportaje que Canal 13 grabó en la ruta de los fiordos a bordo de Navimag. Y para planificar tu viaje, revisa estos tips

Descarga tu guía a La Patagonia