Navimag
20 de diciembre 2019

¿Quieres recorrer la Patagonia de forma diferente? Descubre si un “slow travel” en ferry es para ti


Compartir:

Si tu intención es recopilar las mejores vivencias durante tu próxima visita a la Patagonia chilena, entonces te invitamos a descubrir por qué hacerlo bajo el concepto slow en ferry tal vez es una alternativa para ti.

 

¿Qué es el slow travel?

Es una tendencia de viaje que nace del movimiento slow, una propuesta que surgió en Italia en 1989 contra la comida rápida, donde la gente reivindicaba la vuelta a los orígenes culinarios y a la comida tradicional para un mejor deguste de sabores, explica el diario El País.

Poco a poco, el movimiento se fue incorporando a otros aspectos, como el caso de los viajes; con esto surgió el slow travel, mediante el cual:

  • Conoces a profundidad los lugares que visitas.
  • Disfrutas mejor de los sabores y olores.
  • Tomas el tiempo de aprender sobre la cultura y tradiciones locales.
  • Permaneces más tiempo en el mismo sitio.
  • Encuentras momentos para desconectarte y relajarte.
  • Realizas un viaje sustentable donde interactúas con productores y/o comercios locales.

En pocas palabras, es disfrutar de un viaje a paso lento, auténtico, donde compartes con los lugareños y haces un consumo responsable en las pequeñas y medianas empresas locales a las que asistes; es una experiencia que va más allá del turismo común.

 

¿Sabes si estás listo para un slow travel a Patagonia por mar?

Para conocer cada rincón de la Patagonia sin apuros, un viaje en ferry es excelente; recae en la categoría slow porque te permite disfrutar por más tiempo de la naturaleza y personas durante tu recorrido.

Sin embargo, aunque esto representa una forma distinta y atractiva de viajar por el sur de Chile, no es una alternativa para todos.

Es para ti si:

1. Prefieres un viaje libre

Si lo tuyo no son los itinerarios tan estrictos y en lugar de visitar tantos lugares de interés como sea posible, prefieres tomarte el tiempo para explorar a fondo lo que la Patagonia tiene para ofrecerte, entonces viajar en ferry es tu opción.

Hacerlo te permite planear un itinerario flexible, es decir, te olvidas de los checklist y de visitar lugares en pocas horas. Por el contrario, tienes plena libertad de pasar más tiempo disfrutando del paisaje a bordo, de conectar de manera más íntima con el estilo de vida de los lugareños y también, de pasear con calma por sus rincones.

2. Te gusta la simplicidad

Es importante que tengas presente que un servicio de ferry no es lo mismo que un servicio de crucero; el ferry es un barco de carga adaptado para transportar también pasajeros. Por ello, cuenta con espacios básicos de habitabilidad como cabinas, baños, casino y cafetería, por mencionar algunos.

Si deseas viajar de manera sencilla pero cómoda, la experiencia que brinda un slow travel por mar a la Patagonia es ideal para ti.

3. Te entusiasma "lo inesperado"

Debido a que la Patagonia es un destino extremo, donde las condiciones climáticas y mareas hacen de las suyas, es necesario que mantengas buena actitud y estés consciente que los horarios de zarpe o recalada del ferry pueden variar.

El sitio Patagonia Chile, informa los climas más característicos de esta zona son: el templado frío, de tundra, de hielo y el de transición, propio de Punta Arenas y sus alrededores.

Ante esta situación, incluso debes cargar ropa adecuada para el frío, viento y lluvia, así como pastillas para el mareo (por si acaso).

4. Quieres conocer gente nueva

Si además de visitar los bellos escenarios de la Patagonia, te interesa interactuar con personas de otras culturas, saber más del estilo de vida de los lugareños, conversar con ellos y hasta vivir sus costumbres y tradiciones, entonces, viajar lento es para ti, y más aún si vas solo.

Al llevar una agenda mucho más libre, tienes la oportunidad de conocer gente local y hasta asistir a sus festividades más importantes.

Por otro lado, también es probable que a bordo del ferry convivas con otros viajeros de diferentes nacionalidades, que al igual que tu, buscan socializar y encontrar nuevos amigos.

5. No priorizas los lugares extremadamente turísticos

Para la travel blogger Zeneida, la desventaja de un plan de viaje clásico donde hay que ir del punto "A" al punto "B" sin perder un segundo, no deja tiempo para mimetizarse con la esencia de los destinos más allá de lo meramente turístico.

En cambio, de viajar a la Patagonia con un estilo slow por mar, tienes posibilidad de interactuar con la gente local, conocer su cultura, aprender cosas nuevas con ellos y que ellos aprendan de ti; descubrir lugares auténticos, planear una ruta que te permita asistir a eventos tradicionales o realizar actividades originales.

6. No temes despegarte de la tecnología

Al navegar por la Patagonia la señal de internet y telefonía no existen, por ello es requisito que tengas completa disposición de desapego; te sorprenderás de cómo al hacerlo te involucras más con el ambiente que te rodea y disfrutas mejor la travesía.

Raquel, quien recorrió junto a su familia el tramo entre Puerto Montt y Puerto Natales en ferry, agradeció el poder desconectarse del mundo a bordo; en sus palabras: "arriba no tienes internet, teléfono, nada. Ahora con la tecnología, estás todo el tiempo viendo dónde estás o buscando qué animal es el que viste. A mí me encantó el hecho de estar desconectada".

 

Vive la mejor experiencia patagónica viajando sin prisa

Si te atrae la idea de aprovechar mejor cada instante y realizar un viaje contemplativo a ritmo pausado al sur austral de Chile, sin estímulos artificiales ni apuros, definitivamente el concepto slow es lo tuyo.

Vive una experiencia totalmente local y una aventura auténtica en la Patagonia navegando en ferry.

Quiero reservar

Déjanos tu comentario


Posts que te pueden interesar

Tu Guía para vivir la Patagonia como un local

Todo lo que necesitas saber para vivir la Patagonia como un autóctono de la zona.